lunes, 14 de noviembre de 2016

Bizcocho de Trigo Sarraceno

Basándome en la Coca de Llanda de Aceite de Oliva que tanto gusta, he decidido cambiar los ingredientes "semi-prohibidos" :-o Es decir, en lugar de Azúcar, emplearé Xilitol y en lugar de la Harina de repostería de Trigo Blanco, utilizaré Harina de Trigo Sarraceno Integral y Harina de Maíz ¡Ahí es nada!!!, como veis un cambio rotundo en los ingredientes básicos de la receta original, que seguro dará un resultado muy diferente... con lo esponjosa y requetebuena que está "la de siempre"... bueno, ¡todo sea por la salud y los desayunos sanos!!!... a ver qué nos depara el experimento... Ya os lo cuento cuando la pruebe en un comentario en esta misma publicación, donde dicho sea de paso, espero vuestros comentarios cuando querais ;-).


Ingredientes:
  • 2 Huevos XL
  • 200 gr. Xilitol
  • 160 cc Leche semidesnatada sin lactosa
  • 150 cc Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Ralladura de una Naranja
  • 100 gr. Harina de Trigo Sarraceno
  • 50 gr. Harina de Maiz
  • Canela para espolvorear
  • 2 gasificantes (los 2 sobres blancos y los 2 azules)

Modo de Hacerlo:
  1. Prepararemos los ingredientes y forraremos un molde con papel vegetal de hornear, o lo engrasaremos bien.
  2. Con la ayuda del thermomix, podemos triturar la piel de la naranja, sin la parte mas blanca, junto con el xilitol, según vuestro modelo de thermomix variará la numeración de velocidad, pero lo haremos con una velocidad alta para pulverizar la piel de naranja. Reservamos.
  3. Separamos las yemas de las claras.
  4. Incorporamos las yemas al thermomix y batimos a velocidad media hasta que estén bien integradas.
  5. Sin parar el thermomix y a velocidad baja vamos incorporando el aceite entre el cubilete y la tapa.
  6. De la misma forma incorporamos la leche.
  7. Aumentamos la velocidad y batimos unos segundos.
  8. Añadimos las harinas con los gasificantes y seguimos batiendo hasta que se integren totalmente con la masa.
  9. Por otra parte precalentamos el horno a 200º unos 10 minutos.
  10. Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y las incorporamos al vaso.
  11. Mezclamos manualmente con una espátula y movimientos envolventes.
  12. Vertemos la mezcla en el molde preparado.
  13. Espolvoreamos con la canela.
  14. Horneamos 30 minutos a 175º calor bajo y sin abrir el horno. El último minuto le pongo el calor turbo circular para terminar de dorar las masa que se abre por arriba.
  15. Con este tiempo a mí me ha salido perfecto, cocido y muy esponjoso, pero dependerá del horno y del molde, por eso es conveniente que pasado el tiempo pinchemos con un palillo para comprobar que sale limpio.
  16. Desconectaremos el horno y dejaremos reposar el bizcocho dentro del mismo, con la puerta abierta un rato.
  17. Sacaremos y esperaremos que se enfríe por completo, antes de desmoldar y probar.
  18. Excelentes y muy sanas nuestras meriendas y desayunos con este bizcocho tan rico.
Podemos probar con otros moldes... igualmente rico y esponjoso