sábado, 27 de enero de 2018

Bizcocho de Naranja Sin Gluten

El Bizcocho Esponjoso de Naranja fue una de las primeras recetas que publiqué en el blog. Si ese está riquísimo, este bizcocho sin gluten está espectacular. A raíz de intentar ir eliminando el gluten, la lactosa y el azúcar refinado, he estado haciendo pruebas para adaptar las recetas dulces que me gustan a esa nueva forma de prepararlas y éste, es el primer bizcocho que realmente me hace sentir satisfecha, tanto por su sabor como por su textura.


Ingredientes:
  • 1 Naranja grande, o dos medianas (345 gr.) triturada con la piel
  • 250 gr. Panela, Azúcar de Coco o Xilitol
  • 250 c.c. Aceite de Girasol
  • 6 Huevos XL
  • 120 gr. de Harina de Trigo Sarraceno
  • 40 gr. de Harina de Coco
  • 1 sobre de Levadura

Modo de Hacerlo:
  1. En primer lugar caramelizaremos un molde. El que yo he empleado es rectangular, 28x18 cm.
  2. La naranja lavada, la haremos a trozos con su piel y la trituraremos ayudados por el Thermomix, o por cualquier trituradora.
  3. Añadiremos la panela  y el aceite de girasol, y seguiremos triturando.
  4. Añadiremos los huevos y trituraremos.
  5. Por otro lado pondremos el horno, una bandeja honda con agua y lo dejaremos conectado a 250º.
  6. Pasaremos la mezcla que hemos preparado, a un cuenco grande para añadir las Harinas, o al de la amasadora.
  7. Añadiremos las harinas y la levadura.
  8. Mezclaremos todo por unos 5 minutos a velocidad media.
  9. Volcaremos la mezcla en el molde caramelizado.
  10. A los 10-15 minutos de estar el horno conectado, y con mucho cuidado, introduciremos el molde dentro de la bandeja del horno con agua, para hornear al Baño María bajando la temperatura a 180º calor turbo circular, unos 10 minutos, y luego seguiremos a la misma temperatura calor sólo bajo.
  11. A los 30 minutos haremos la prueba del palillo y si ya sale limpio desconectaremos el horno y lo dejaremos reposar con la puerta medio abierta unos minutos.
  12. Sacaremos del horno y dejaremos enfriar sobre la encimera.
  13. Cuando esté frío tapamos el molde con film transparente o papel de aluminio y lo guardamos en la nevera.
  14. Lo dejaremos guardado en la nevera 24/48 horas, ya que así le damos tiempo a que el caramelo se haga líquido y el bizcocho lo absorba por completo. Queda así un jugoso bizcocho ideal para desayunos, meriendas o incluso rellenar con nata o chocolate para hacer una tarta de cumpleaños.