martes, 21 de febrero de 2017

Aceite Esencial de Árbol de Té

El Árbol de Té es una planta aromática cuyo aceite posee propiedades medicinales excepcionales, destacando sobre todo por su efectividad para combatir las infecciones provocadas tanto por hongos, como por virus y bacterias.

Aceite Esencial de Árbol de Té

El árbol de té (Melaleuca alternifolia) pertenece a la familia Myrtaceae y tiene origen australiano. Su nombre en inglés, tea tree, se remonta a la época en que James Cook desembarcó en la costa australiana, ya que usaban sus hojas para preparar infusiones. En algunos escritos también recibe el nombre ti-tree o ti-trol.

Aunque los aborígenes australianos ya conocían y usaban esta planta con fines medicinales, en occidente se desconocía de su existencia hasta el siglo XX. Los estudios que se le realizaron revelaron que tenía efectos antisépticos y bactericidas muy potentes, además de propiedades desodorantes y desinfectantes.

A día de hoy, el aceite esencial de árbol de té es un remedio natural muy apreciado y no es de extrañar que esté presente como agente activo en muchos medicamentos convencionales, además de en champús, jabones y productos de belleza. Aunque todavía no goza del reconocimiento popular que se merece, las personas que lo conocen recurren a él con frecuencia.

Propiedades del Árbol de Té

El secreto con el cual la naturaleza dotó a esta especie, es un gran poder antiséptico y antibiótico al que se suma una excelente condición analgésica.
La amplia gama de aplicaciones de este aceite depende de dos importantes hechos:
  1. Es implacable contra bacterias, hongos y virus, por lo tanto posee propiedades: bactericida, fungicida y antiviral, respectivamente
  2. Es un muy poderoso estimulante del sistema inmunitario.

El aceite esencial de árbol de té tiene numerosas propiedades medicinales. Su uso más extendido es la aplicación tópica para el tratamiento de infecciones, ya que resulta efectivo ante hongos bacterias y virus.

Propiedades medicinales destacadas

Antimicótico
El Árbol de Té ayuda a combatir las infecciones provocadas por hongos.
Este efecto antifungicida es muy valorado en el tratamiento de afecciones comunes como la candidiasis o el pie de atleta.

Antiséptico y bactericida
El Árbol de Té ayuda a prevenir y combatir los microorganismos causantes de infecciones.
Esta propiedad lo convierte en un excelente remedio para tratar todo tipo de heridas, siendo especialmente indicado en condiciones sépticas e infecciones supurantes. También resulta útil para desinfectar el tracto respiratorio y genitourinario.

Antiviral
El Árbol de Té ayuda a combatir las infecciones provocadas por virus. Resulta efectivo en el tratamiento de numerosas enfermedades epidémicas como la gripe y la varicela. También es útil en el tratamiento de afecciones como el herpes y las verrugas.

Analgésico y antiinflamatorio
El Árbol de Té ayuda a reducir la sensación de dolor, además de combatir las inflamaciones.
Su efecto calmante resulta muy beneficioso en casos de dolor e inflamación como pueden ser los moratones causados por golpes o el dolor de articulaciones debido a la artritis.

Cicatrizante
El aceite esencial de Árbol de Té ayuda en el proceso de curación de las heridas y a que se cierren correctamente.
Su aplicación tópica resulta muy beneficiosa para tratar todo tipo de heridas, así como quemaduras leves.

Expectorante
El Árbol de Té ayuda a expulsar las mucosidades retenidas en el tracto respiratorio.
Esta propiedad complementa el tratamiento de las infecciones respiratorias, ya que ayuda a despejar las vías.

Inmunoestimulador
El Árbol de Té estimula al sistema inmunitario y ayuda al organismo a defenderse ante las infecciones. Esta propiedad resulta especialmente interesante en los casos en que el cuerpo tiene las defensas naturales debilitadas, o para reforzarlas antes de una operación.

Parasiticida
El Árbol de Té ayuda a destruir y/o repeler algunos parásitos e insectos. Esta propiedad es muy apreciada para prevenir y combatir los piojos. También como repelente de mosquitos o como alivio a sus picaduras.

Sudorífico
El Árbol de Té estimula la sudoración. Esta propiedad resulta útil en el tratamiento de infecciones, ya que refuerza la sudoración, que es la reacción natural del cuerpo.

Para qué sirve el Árbol de Té

Aunque los usos más conocidos del árbol de té son la eliminación de piojos y hongos, son muchas más las aplicaciones que tiene este aceite esencial tanto en medicina, como para animales o la limpieza.

Algunos Usos Medicinales: 

Todo lo expuesto aquí tiene carácter meramente informativo, y EN NINGÚN CASO SUSTITUYE  LAS INDICACIONES DE UN MÉDICO o profesional de la salud y además siempre se consultará al médico quién podrá valorar sobre su conveniencia o no.

  • Abscesos: Cubrir la zona afectada con una compresa empapada en árbol de té y luego aplicar aceite esencial puro, repetir este proceso 3 veces al día, para que el pus del forúnculo se disipe sin necesidad de perforar la piel.
  • Acné: Para evitar su proliferación, lavar diariamente la cara con jabón de árbol de té, además de preparar una loción para usar por la noche y por la mañana, y hacer vahos con aceite esencial 3 veces por semana. Para el tratamiento de granos individuales mojar un bastoncillo con árbol de té y aplicarlo una vez por la mañana y otra por la noche.
  • Artritis: Gracias a su efecto analgésico, tomar baños y darse masajes con aceite de árbol de té ayuda a aliviar los dolores provocados por la artritis. También se pueden hacer compresas y colocar sobre la zona para bajar la inflamación.
  • Bronquitis: Hacer vahos con aceite esencial para calmar la tos y expulsar las mucosidades, así como para frenar la infección. También es aconsejable masajear el pecho y espalda con aceite de masaje con árbol de té y usar un vaporizador en la habitación para respirarlo por la noche.
  • Callos: Aplicar diariamente aceite esencial puro directamente sobre el callo y luego cubrir con una gasa.
  • Candidiasis bucal: Hacer una dilución al 50% de agua y árbol detéy, con la ayuda de un bastoncillo de algodón, aplicarla sobre las manchas provocadas por la levadura candida albicans. Repetir 2 veces al día durante 3 días.
  • Caspa: Usar champú con aceite esencial de árbol de te de manera regular. Además, una vez a la semana, masajear el cuero cabelludo con aceite esencial de árbol de té en una base de aceite vegetal de jojoba y dejar actuar 1 hora. Pasado este tiempo aplicar el champú y seguidamente enjuagar con agua.
  • Cistitis: Para frenar la proliferación de las bacterias que provocan la cistitis y la uretritis, limpiar la zona con un algodón mojado en loción con aceite esencial de arbol de te, después de cada micción. Masajear el abdomen y las lumbares con aceite con árbol de té también puede ayudar, así como echar un poco en el agua de baño.
  • Dermatitis: Si el área afectada es pequeña, aplicar aceite esencial puro directamente, pero si el área es extensa, preparar una crema y aplicar 2 veces al día. Esto resulta efectivo para tratar eczemas, urticaria, sarpullidos, reacciones alérgicas, etc.
  • Dolor de garganta: Hacer gárgaras con un enjuague con árbol de té 3 veces al día para calamar la irritación y evitar que se desarrolle una infección. También resulta útil en caso de amigdalitis.
  • Dolores musculares: Hacer masajes con aceite a base de árbol de té para calmar el dolor, si la zona es pequeña se puede usar árbol de té puro.
  • Garrapatas y sanguijuelas: Aplicar aceite esencial puro directamente sobre las garrapatas o sanguijuelas y esperar 15 minutos, las que no se han caído solas intentar quitarlas con cuidado de que salga la cabeza. Aplicar árbol de té sobre la mordedura un par de veces al día durante una semana.
  • Gingivitis: Preparar un enjuague con árbol de té y usarlo 2 veces al día para evitar la proliferación de las bacterias causantes de la inflamación y el sangrado de las encías.
  • Granos: Con la ayuda de un bastoncillo de algodón, aplicar aceite esencial puro directamente sobre los granos por la mañana y por la noche.
  • Gripe: Usar vaporizadores con árbol de té para prevenir la infección viral que la provoca. Si ya experimenta los primeros síntomas, resulta útil darse baños con aceite esencial todas las noches antes de acostarse. Los enjuagues bucales y vahos ayudan a calmar la tos y el dolor de garganta.
  • Halitosis: Hacer enjuagues bucales con árbol de té, por la mañana y por la noche después del cepillado de dientes, ayuda a combatir las bacterias que provocan el mal aliento.
  • Hemorroides: Preparar baños de asiento con agua tibia, para calmar el dolor y la irritación.
  • Heridas, Cortes y Arañazos: Para evitar que se infecten y ayudar en el proceso de cicatrización, lavar bien la zona, secar y aplicar árbol de té puro varias veces al día. Esto también resulta útil en casos de heridas ya infectadas.
  • Herpes labial: En cuanto empiece a aparecer, aplicar aceite esencial puro o una loción del aceite esencial en base de alcohol directamente sobre el herpes, repetir varias veces al día para intentar frenar su crecimiento.
  • Hongos en las uñas (onicomicosis): Introducir las uñas de las manos o los pies en aceite esencial puro y masajearlas durante 3 minutos. Repetir 3 veces al día hasta que haya desaparecido la infección provocada por la tinea unguium. Esto también resulta beneficioso para tratar las uñas encarnadas.
  • Moratones: Aplicar compresas frías con árbol de té sobre los moratones ayuda a reducir la inflamación y acelerar el proceso de curación.
  • Picaduras de insectos (mosquitos, pulgas, medusas, etc.): Para calmar el dolor y/o picor aplicar aceite esencial puro directamente sobre la picadura y repetir varias veces al día. El árbol de té también se puede usar para ahuyentarlos, aplicándolo sobre la piel expuesta o la ropa.
  • Pie de atleta: Para combatir la infección echar aceite esencial puro hasta 3 veces al día, después de lavar y secar bien los pies. También se pueden realizar baños de pies diarios.
  • Pies sudorosos: Hacer baños de pies con árbol de té para eliminar el olor y desinfectar. También se puede aplicar árbol de té puro mediante masajes en las plantas de los pies por la mañana.
  • Problemas capilares: Usar diariamente champú con árbol de té resulta muy beneficioso en caso de pelo seco, pelo grasiento, picor de cabeza, etc. Para que resulte más efectivo, dejar actuar 1 hora y seguidamente aclarar con una mezcla de 6 gotas de árbol de té por 1 cucharada de vinagre.
  • Problemas cutáneos: Aplicar crema con aceite esencial 2 veces al día sobre las pieles problemáticas, como la piel seca y agrietada, piel grasa, con manchas, etc. También se puede hacer una loción para usar como tónico y limpiador.
  • Quemaduras: Si la quemadura es reducida aplicar aceite esencial puro sobre la zona 3 veces al día para evitar que salgan ampollas, así como acelerar el proceso de curación, evitar la infección y reducir el dolor. Si la zona afectada es grande, como las quemaduras solares, hacer una loción con el aceite esencial en base de agua destilada.
  • Resfriados: Hacer vahos o enjuagues bucales con aceite esencial 2 veces al día, para calmar la tos y el dolor de garganta. También es beneficioso masajear el pecho y espalda con aceite vegetal con árbol de té, además de usar un vaporizador en casa.
  • Reumatismo: Preparar un aceite para masajes a base de árbol de té y aplicar dos veces al día para estimular la circulación. También es aconsejable tomar baños con aceite esencial para calmar el dolor.
  • Sabañones: Aplicar árbol de té puro sobre la inflamación, además de preparar un aceite para masajear la zona afectada y activar la circulación.
  • Sarampión: Tomar baños con aceite esencial, así como vaporizarlo en el ambiente puede ayudar a reducir la duración de esta enfermedad vírica. Además se pueden hacer compresas para bajar la fiebre e inhalaciones para calmar la tos y el dolor de garganta.
  • Sinusitis: Hacer varias inhalaciones con árbol de té al día, también vaporizarlo en la habitación para respirarlo durante la noche.
  • Sistema inmune débil: Para reforzar el sistema inmune es aconsejable tomar baños con aceite esencial 2 veces por semana, además de darse masajes y usarlo en vaporizador.
  • Tos: Para calmarla hacer vahos y darse masajes en el pecho y espalda con aceite con árbol de té. Repetir al menos 2 veces al día.
  • Úlceras bucales (aftas): Hacer una mezcla de árbol de té y agua al 50%, y aplicar sobre las llagas con ayuda de un bastoncillo de algodón. Repetir dos veces al día hasta que desaparezcan.
  • Úlceras varicosas: Aplicar crema con árbol de té para hidratar la piel y evitar la infección de las úlceras, también resulta útil darse baños locales con aceite esencial y cubrir con compresas.
  • Varicela: Darse baños con aceite esencial de árbol de té puede ayudar a combatir el virus que la provoca, además de calmar el picor y evitar que las heridas se infecten. También es aconsejable usarlo en vaporizador para desinfectar el ambiente.
  • Verrugas: Aplicar árbol de té puro 3 veces al día hasta que desaparezca (esto puede tardar hasta un mes).


Otros usos
Aunque el uso del árbol de té no está indicado para los gatos, resulta seguro para la gran mayoría de animales. Las aplicaciones son las mismas que para los humanos, pero siempre hay que reducir la dosis y usarlo diluido.
También se utiliza para la limpieza y desinfección de superficies, limpiasuelos, ropa, etc.


Diferentes Maneras de Utilizarlo
  1. RESFRIADOS Y CATARROS: Se emplean 6 gotas de este aceite en el agua de vaporizaciones o baños de inmersión para aliviar diferentes problemas. Estos pueden ser: resfriados, gripes, catarros, bronquitis y alergias. Uno de los efectos del Árbol del Té es el de estimular la sudoración.
  2. CONTRACTURAS MUSCULARES Y DOLENCIAS REUMÁTICAS: Su poder analgésico y antiinflamatorio contribuye a mejorar desde las simples contracturas musculares hasta las dolencias reumáticas. En ambos casos, suele recomendarse masajear la zona dolorida con una mezcla de 2 gotas de aceite esencial de arbol de te por cada cucharada de crema, o bien realizar baños de inmersión agregando de 7 a 10 gotas al agua.
  3. FUENTE DE JUVENTUD: Sus nutrientes penetran profundamente hasta llegar a las distintas capas dérmicas, enriqueciéndolas con oxigeno y favoreciendo su regeneración De este modo, el uso cotidiano de cremas que contengan este aceite, o agregándolo al tratamiento diario (1 gota por cucharada de crema) evita la aparición temprana de arrugas, el resecamiento de la piel por factores climáticos o genéticos, y previene la aparición de manchas de la vejez.
  4. ACNÉ: También es excelente para el tratamiento del acné. Lávese la cara con agua caliente con 3 gotas de aceite esencial, y luego aplicar sobre la zona afectada una loción preparada con 15 gotas de Arbol del Té en 100 ml de agua destilada. Resulta muy bueno para los comedones (granos grandes, inflamados y dolorosos que aparecen alrededor de la nariz y del mentón). Aplicando 1 gota en cada grano, se reducirá rápidamente el calor y el ardor que provocan.
  5. CASPA y CAIDA DEL CABELLO: Lavando el cabello con un champú a base de Tea Tree o añadiendo 6 gotas del aceite cada 20 ml de champú, puede resolverse el problema de la caspa. Además, previene la caída del cabello al reforzar los vasos capilares, y consigue verdaderos milagros en cabellos escasos o muy debilitados por agentes externos (tinturas, decoloraciones) o internos (enfermedades, tratamientos agresivos, dietas inadecuadas).
  6. REVITALIZANTE: En el plano emocional, resulta tonificante y revitalizante, en particular después de un estado de shock.
Contraindicaciones y Cuidados
  1. Algunas personas sensibles lo encuentran irritante para su piel, pero no es necesario que se priven de usarlo sino que deben emplear dosis más pequeñas para evitar esta reacción (por ejemplo, en el agua de la bañera deben usar 2 gotas o menos, y no de 6 a 8 como es habitual).
  2. A pesar de que sus hojas y flores pueden consumirse en forma de té o perfumar diversas preparaciones culinarias; el aceite esencial de esta planta sólo debe emplearse en uso externo, ya que al tomar contacto con las mucosas (o los ojos) podrían presentarse irritaciones en las mismas.
  3. Fuera de estos cuidados, pude utilizarse, aún en forma directa y en estado puro, ya que no posee contraindicaciones.
  4. En cuanto a su conservación, como todo aceite esencial, es muy sensible a la luz, especialmente la solar. Por esta razón, debe conservarse en recipientes oscuros, alejados de la luz y el calor. Deben evitarse los envases de metal o de plástico. Es conveniente guardarlo en frascos de vidrio o de loza, para impedir su descomposición.
Fuentes:
http://www.arboldete.es


http://www.mimediconatural.com/arbol-de-te-propiedades/