lunes, 8 de agosto de 2016

El Xilitol o Azúcar de Abedul, el mejor sustitutivo del Azúcar tradicional

Los mejores y peores endulzantes, para sustituir el azúcar
 
El Xilitol, la mejor opción

Desde que he decidido eliminar el trigo y el azúcar de mi dieta, estoy comprando el Xilitol o Azúcar de Abedul para endulzar mis desayunos, cafés, yogures, etc. etc. El xilitol se puede extraer tanto del abedul como de otros vegetales, es una fibra vegetal llamada xilano y aunque técnicamente es un carbohidrato (azúcar), el Xilitol no altera la glucosa en sangre.

Personalmente también me sorprendí muy gratamente al comprobar que el Xilitol no cambia los sabores. En un principio probé la Stevia, pero no me gustó nada, además de lo procesada que se encuentra, su sabor es muy fuerte y cambia los sabores. Con el Xilitol no hace falta utilizar más cantidad que la que utilizaba con el azúcar. Ha sido un descubrimiento estupendo ¡Gracias JuanMa! ;-)

Yo compro el Xilitol en el herbolario, y resulta algo más económico de lo que se dice en el artículo siguiente. Su precio, realmente, es mas elevado que el del Azúcar refinado, o Azúcar integral, pero vale la pena por lo perjudiciales que son éstos para la salud en contrapartida con el Xilitol, que además tiene muchas propiedades muy interesantes y beneficiosas para nuestro organismo. 

Bueno, os dejo estos dos artículos que reafirman lo dicho, aunque tienen pequeñas diferencias, lo básico es lo que me convence. Si quereis mayor información, hay muchos más artículos en la red.... al final os dejo unos enlaces.

ENDULZA Y EVITA CARIES, ES EL AZÚCAR DE ABEDUL
POR LUCÍA NÚÑEZ (www.elmundo.es )
05/03/2016
"El azúcar tradicional, esa dulce tentación a la que pocas veces nos podemos resistir, le ha salido una competencia dura: el azúcar de abedul.

Hemos oído hablar de muchos edulcorantes, como la sacarina, el aspartamo o la stevia, y la polémica que les rodea. Primero son muy buenos y luego parece que no tanto. El azúcar de abedul es 100% natural. Su proceso es sencillo: se machaca la corteza del árbol que lleva su nombre y pasa por una serie de tratamientos para obtener el xilitol, que es lo que conocemos propiamente como azúcar de abedul.

Su apariencia es igual a la del azúcar de mesa, en versión blanca o morena, como la que ilustra esta página. Tanto, que si ponemos un poco de ambos productos en un recipiente no sabríamos distinguirlos. Hasta que lo pruebas. El edulcorante procedente de estos árboles que crecen en Europa, especialmente en los países nórdicos, Asia, América del Norte y Norte de África, tiene un sabor más refrescante, como cuando masticas un chicle de menta y notas el subidón inicial de frescor que alegra el paladar.

Por eso pensaba que mezclado con café, que es lo primero que tomo por las mañanas, iba a saber diferente. Pero me llevé otra sorpresa. Su sabor en las infusiones, cafés, tés o zumos es igual y endulza lo mismo con una cantidad idéntica al clásico sobre de azúcar blanquilla procedente de caña o de remolacha. Su poder endulzante es tal que también se emplea en cocina y repostería.

Pero, tras la apariencia y su sabor, se acaban las semejanzas. Pasemos a la gran diferencia: el azúcar de abedul, que también se conoce como azúcar de madera, tiene importantes beneficios. ¡Golosos y golosas del mundo: he aquí un milagro de la naturaleza!

Primer punto a destacar de este producto: evita la caries. Menuda sorpresa. ¿Cómo es posible esto? Se debe a que no fermenta en nuestra boca. Por lo tanto, no puede ser digerido por las bacterias convirtiendo el azúcar en ácido, que es lo que nos produce la destrucción de los tejidos dentales. Y no sólo eso. Saba Gunes, director general de Abedulce (empresa que comercializa el azúcar de abedul en España), asegura que mucha gente lo utiliza incluso para enjuagarse la boca después de cepillarse, ya que reduce la placa dental, protege las encías, combate la gingivitis y ayuda a la remineralización del esmalte.

La revista oficial de la Asociación Dental de EEUU lo avala: "El azúcar de abedul ha demostrado reducir las caries en adolescentes finlandeses entre un 30% y un 60%". Además, hay más de 1.500 estudios que coinciden en que su consumo es bueno para nuestro cuerpo ya que el mismo produce entre cinco y 10 gramos al día de xilitol, es decir, que estamos muy acostumbrados a asimilarlo.

Otro de los grandes beneficios es que tiene un 40% menos de calorías y un 75% menos de hidratos de carbono que el azúcar de mesa. Una buena noticia para quienes cuidan su estado físico y corporal. Así, el azúcar de abedul lo pueden usar desde personas que quieren una alimentación sana a aquellas que hacen dieta, sin necesidad de privarse de endulzar un poco sus comidas y bebidas.

A esto se le suma que tiene siete de índice glucémico (medida en que los alimentos con hidratos de carbono elevan la glucosa en sangre) mientras que el del azúcar común alcanza el 99. Una gran diferencia. Para que nos hagamos una idea, el azúcar de madera tiene el mismo índice que una lechuga. Cuando este valor es bajo, se incrementa la sensación de saciedad, evitando también la urgente necesidad de picotear entre horas.

Y ya no sólo hablamos de cuidar la línea. Al tener un índice glucémico tan bajo, lo pueden tomar los diabéticos. Por fin, pueden disfrutar de una alternativa sin preocuparse de la temida subida de azúcar en sangre.

Algunos estudios hablan de otros muchos beneficios de este producto: refuerza el sistema inmunitario, fortalece los huesos, protege contra las enfermedades degenerativas, aumenta la producción de colágeno y es alcalinizante.

Otra de las características que se le atribuyen en Finlandia, gran consumidor de este producto, es que tiene poder antimicrobiano. Al parecer, según los folletos de Abedulce, también tiene "efectos anticándida", incrementa la "densidad ósea total" y "reduce el riesgo de infecciones del oído medio".

Por si fuera poco, el azúcar de abedul no tiene efectos nocivos, pero, como todo, hay que tomarlo con moderación, llevar una dieta sana y hacer ejercicio. La única contraindicación es que si se toma una cantidad muy alta puede llegar a tener un efecto laxante.

Sus orígenes

El azúcar de abedul puede resultarnos desconocido, pero lleva mucho tiempo entre nosotros. Fue descubierto en 1891 por Emil Fischer, un químico alemán. Pero, no se popularizó hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando Finlandia sufría una escasez de azúcar y buscaron otros edulcorantes alternativos que pudiesen producir. Y Finlandia tenía muchos árboles de abedul.

Lleva años consumiéndose en otros países como producto para diabéticos y actualmente es el secreto mejor guardado de muchos famosos de Hollywood. Su consumo en España está despegando con timidez, aunque cada vez es más conocido por la búsqueda de sustitutos sanos del azúcar. Se puede comprar en farmacias o en parafarmacias. Y la gran pregunta: ¿cuánto cuesta? Su precio ronda los 10 euros el medio kilo. Pero, antes de llevarse las manos a la cabeza, tenga en cuenta sus propiedades, que procede del extranjero y que su elaboración es costosa."


QUÉ ES EL XILITOL
Por Isa Blanco Vargas, Coach en Psiconutrición

junio 4, 2015

"¡Hola! En esta entrada me gustaría hablarte sobre el xilitol. Te explicaré qué es el xilitol, sus principales características, su uso en la repostería y por qué es una buena alternativa para las personas diabéticas.

Qué es el xilitol
El xilitol, también conocido como azúcar de abedul, en realidad no es un azúcar, es un polialcohol obtenido principalmente de la madera del árbol de abedul. Es una alternativa sana al uso de sacarosa (azúcar blanca, azúcar morena y panela o piloncillo), jarabe de agave, miel o edulcorantes artificiales ya que tiene pocas calorías, es natural y tiene un índice glicémico bajo (velocidad con la que el alimento eleva la glucosa en sangre).

Características principales
Valor energético reducido (2,4 Kcal por cada gramo, 40% menos calorías que el azúcar blanca)
Valor de índice glicémico de 8 (el índice glicémico del azúcar blanca es de 70)
Ayuda a reducir el desarrollo de caries dentales

El xilitol se emplea desde hace décadas para la preparación de alimentos, productos farmacéuticos y productos de higiene bucal. Entre los productos que contienen xilitol se encuentran las gomas de mascar, los caramelos, los jarabes para la tos, las pastillas para la garganta, las pastas de dientes y los enjuagues bocales.

En 1986, la Food Drug Administration, ente encargado de administrar los alimentos y medicamentos en los Estados Unidos encargó a la Federación de Sociedades Estadounidenses de Biología Experimental (FASEB por sus siglas en inglés) el análisis del xilitol y otros polialcoholes. El estudio arrojó que el uso del xilitol es seguro en humanos, es admisible como aditivo aprobado, y no hay contraindicaciones durante el embarazo y la lactancia.

Así mismo, en 1996, el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), organismo que asesora a la Organización Mundial de la Salud y a la Organización de Agricultura de las Naciones Unidas, confirmó la seguridad del xilitol para el consumo humano y le asignó una Ingesta Diaria Admisible (ADI) “no especificada”. La Ingesta Diaria Admisible es la cantidad de un aditivo que puede incluirse diariamente en la dieta, durante toda la vida, sin riesgo. Una ADI “no especificada” es la categoría más segura para un aditivo. El Comité Científico sobre la Alimentación de la Unión Europea también determinó que el xilitol es admisible para usos dietéticos.

Hay un pero chicas… Un consumo excesivo de xilitol (más de 40-50 gramos al día, o sea, 10 cucharaditas) puede provocar malestares estomacales y tener efectos laxantes.

El xilitol en la repostería
El xilitol es una buena opción para sustituir el azúcar blanca en muchas recetas de repostería ya que tienen un sabor y grado de dulzor similar (no como la stevia que sabe muy diferente y tiene un poder endulzante infinitamente mayor) y es estable a altas temperaturas. La equivalencia es tal, que si quisieras hacer una versión más saludable de tus bizcochos favoritos, sólo tendrías que sustituir la cantidad de azúcar blanca que marca la receta por la misma cantidad de xilitol, sin necesidad de hacer ninguna otra modificación.

El precio del xilitol es elevado, es por esto que yo sólo lo utilizo en la repostería y no en el día a día. Para endulzar mis batidos, café o té prefiero la stevia líquida.

Xilitol y diabetes
El xilitol se utiliza como sustituto del azúcar en muchos alimentos aptos para diabéticos ya que no afecta la producción de insulina, se absorbe mucho más lento que el azúcar y no promueve la hiperglucemia. Estas características también lo convierten en una buena opción para aquellos que sufren de síndrome metabólico, un trastorno común que incluye hipertensión, resistencia a la insulina e hipercolesterolemia.

Precauciones de uso
Como he dicho antes, el xilitol es seguro para uso humano, pero dada la diferencia en metabolismos, puede ser peligroso para nuestras mascotas.

Dato curioso
El xilitol se disuelve en la boca al contacto con la saliva y produce un ligero efecto de frío (tipo mentol). Esto se debe a sus propiedades endotérmicas."

Otros artículos interesantes sobre el Xilitol:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gusta alguna receta, te animo a que la cocines. Aunque no seas un "cocinillas" siguiendo los pasos y viendo las fotos y vídeos, te resultará muy sencillo. Ya me dirás que te ha parecido ¡espero tus comentarios!
Loles Cf